¿Los juegos de casino pueden brindarte habilidades para la lotería y la quiniela?

Compartir

Una gran cantidad de civilizaciones antiguas tuvieron algún tipo de lotería o quiniela. Entre los años 205 y 187 a.C, en China, y durante la Dinastía Han, se registró la primera lotería del mundo. Según la evidencia, este tipo de juego de azar tuvo como objetivo generar ingresos públicos para financiar la construcción de la Gran Muralla China.

En la Antigua Roma formó parte de los juegos de entretenimiento que se ofrecían durante las fiestas saturnales, que sucedían entre el 17 y 23 de diciembre, en donde se intercambiaban regalos y realizaban un gran número de banquetes.

Durante la Edad Media, en los Países Bajos, las autoridades lograron financiar una gran cantidad de obras públicas mediante la venta de billetes al público. Esta práctica se extendió a varias regiones de la península itálica y al reino de Francia.

Pero no fue hasta el siglo XVIII que llegó a España, en su versión napolitana. La Lotería Nacional española nació el 10 de diciembre de 1763, cuando se realizó el primer sorteo. Sin embargo, la inauguración de la Lotería moderna fue en 1811, en Cádiz. En aquel entonces, el objetivo principal fue recaudar dinero para las arcas estatales, ya que la Hacienda Pública tenía fondos insuficientes.

A partir del siglo XX, la lotería se convirtió en una industria pujante que ya no se limitaba a obtener dinero para el Estado y la obra pública sino también para empresas privadas.

Como vemos, la historia de la lotería y de la quiniela son verdaderamente antiquísimas. La pregunta que muchos se hacen es: ¿se trata de mero azar o hay alguna habilidad para ganar? ¿Es posible utilizar los saberes y habilidades de otros juegos de azar como el póker y el blackjack para tener éxito en la lotería?

Quien no arriesga no gana

Es importante explicar que los juegos de casinos son muy diversos. Algunos cuentan con una dosis alta de azar, mientras que otros es necesario conocer con exactitud una gran cantidad de habilidades. En este caso, la lotería y la quiniela son juegos que dependen, sobre todo, del azar. Sin embargo, hay algunas máximas que pueden ayudar a los participantes a enfrentar el desafío. En los juegos de blackjack online, póker o ruleta, suelen decir que quien no arriesga no gana. Esto mismo sucede en la lotería. Es fundamental tomar una decisión y apostar una suma de dinero para tener al menos una posibilidad de ganar. De lo contrario, las chances son totalmente nulas.

Ahora bien, esto no le asegura al participante que vaya a ganar. Esto significa simplemente que al apostar, al menos hay una posibilidad. Esto no implica actuar de manera impulsiva sino todo lo contrario. Para ganar es preciso tomar una decisión meditada y llevarla a la acción.

Calma y consistencia

Esta regla es fundamental en el póker y en muchos otros juegos de casino. Es necesario mantener la calma y continuar practicando e insistiendo hasta lograr el éxito. Esto mismo puede decirse de la lotería y la quiniela. Muchas personas creen que ganarán si juegan una vez. Pero esto no es cierto. Si se quieren aumentar las posibilidades, es necesario probar una gran cantidad de veces. Con calma y persistencia hay mayores posibilidades de obtener un buen resultado. Por supuesto que se debe jugar con responsabilidad y una vez que se cumple la mayoría de edad.

Estudio y concentración

Muchos jugadores de póker estudian durante muchas horas para conocer jugadas, decisiones, habilidades y mucho más. Esto puede ser muy útil para quien quiera apostar a la lotería y a la quiniela.

Generalmente, hay una gran cantidad de opciones, pozos y premios. Entre todos ellos, hay que elegir. Pero, ¿cuál es el indicado? Esto depende de muchas cuestiones. Por eso, es necesario reflexionar bien y tomarse un tiempo para estudiar y conocer a fondo todas las opciones antes de tomar una decisión.

En algunas quinielas provinciales, los números están asociados a diversos símbolos. Esta es la razón por la cual muchas personas conocen con exactitud la simbología detrás de cada número.

Si hay interés por apostar a un número en particular por el símbolo que representa, es muy útil conocer cuál es, y poder tomar una decisión rápida.

Manejo de las emociones

Los jugadores de póker y de blackjack saben muy bien que es fundamental el desarrollo de la consciencia emocional. Muchas veces, los jugadores están concentrados y toman buenas decisiones. Pero un enojo o un ataque impulsivo puede arruinar una partida rápidamente. En el caso de la lotería, también hay que desarrollar cierta calma y reflexionar antes de apostar.

En definitiva, hay una gran cantidad de habilidades que pueden servir tanto para los juegos del casino como para la lotería y la quiniela. Lo importante es mantenerse en positivo y saber que, a fin de cuentas, es tan solo un juego.

Deja un comentario